Marius Munteanu

Noticias refrescantes del “Viejo continente”

Reporte División Intereuropea

Europa, o “el viejo continente” y la cuna de la civilización occidental, es el segundo continente más pequeño del mundo, después de Australia, cubriendo alrededor del dos por ciento de nuestro planeta. La División Intereuropea (DIE) cubre la mayor parte de la Europa continental desde Portugal hasta Rumania y coordina la actividad de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en 20 países (11 Uniones), sirviendo a una población de 340 millones de ciudadanos, con la ayuda de sus aproximadamente 180,000 creyentes.

En todo el territorio actual de la DIE se hablan más de 12 idiomas principales y numerosos dialectos locales. La mayoría de los habitantes de los países de la DIE se declaran cristianos (76%), y Europa alberga el 26% de los cristianos del mundo. Alrededor del cinco por ciento de la población europea es musulmana (2.4 por ciento de los musulmanes de todo el mundo), por lo que el islam es la segunda religión más extendida de Europa.1 Desde el punto de vista económico, un tercio de la riqueza del planeta se encuentra en Europa, que es el continente más rico.2

El territorio de la DIE también ha sido la cuna de géneros musicales específicos, comenzando por la era de la música antigua (después de la caída del imperio romano) y continuando con las eras medieval, renacentista, barroca, clásica, romántica y moderna. Además, en el área de la DIE se sentaron las primeras bases de la educación superior mundial, comenzando con la Universidad de Bolonia (1088) como pionera, seguida por seis de las 10 universidades más antiguas del mundo: Salamanca, España (1134); París – Sorbona (1160-1250); Padua (1222); Nápoles (1224); Siena (1240) y Coímbra, Portugal (1290).3

El primer destino misionero adventista fuera de los Estados Unidos fue hacia el territorio actual de la DIE. En 1875, J. N. Andrews se estableció en Basilea, Suiza, donde inició una valiente actividad misionera de colportaje, estableció una casa publicadora e imprimió Les Signes des Temps.4

Informe

Desafíos

Durante el quinquenio 2015-2020, la educación adventista en la DIE ha logrado avances significativos tanto en el concepto como en la imagen, aunque los resultados cuantificables son todavía un trabajo en curso. El número relativamente pequeño de miembros (la segunda población adventista más pequeña de cualquier División) disminuye la capacidad de la Iglesia para movilizarse drásticamente y crear un rápido impacto; la impresionante diversidad cultural impide que la Iglesia se dirija a la gente utilizando un mensaje unitario. La tasa de natalidad, generalmente negativa, disminuye constantemente la población en edad escolar que podría matricularse en nuestras escuelas; la educación gratuita o subvencionada por el Estado parece mucho más atractiva para muchos, teniendo en cuenta el costo de la educación privada que ofrece la Iglesia; el número relativamente pequeño de programas de estudio (tanto a nivel secundario como terciario) hace que nuestras escuelas sean menos atractivas; la mejor remuneración ofrecida por el estado u otras instituciones educativas privadas nos impide aumentar el número de profesores adventistas cualificados; y, por último, pero no menos importante, convencer a los miembros de Iglesia, pastores y  padres de que las instituciones educativas adventistas tienen un alto nivel académico es una batalla que libramos a diario.

Progreso

A pesar de estas barreras obvias y aparentemente insuperables, las escuelas de la DIE continúan desarrollándose conceptualmente, capacitándose de manera holística, creciendo numéricamente y teniendo un impacto significativo en la población en general. Por ejemplo, la abrumadora mayoría de nuestras escuelas primarias y secundarias tienen gran parte de sus estudiantes procedentes de diferentes tradiciones religiosas (distintas a los Adventistas del Séptimo Día); han alcanzado su máxima capacidad de admisión o han aumentado significativamente su matrícula; tienen largas listas de espera; y han cumplido los requisitos legales para recibir acreditación del gobierno.

La educación adventista: un campo estratégico para la DIE

Para el quinquenio 2015-2020, la administración de la DIE propuso, y el comité ejecutivo votó, que la educación adventista se considera una de las áreas estratégicas de énfasis de la División, adoptando las siguientes prioridades principales:

1. Proporcionar un mayor acceso a la educación adventista (tanto para los adventistas como para la población en general) haciendo hincapié en los niveles de primaria a secundaria, teniendo como Indicador Clave de Rendimiento (KPI) un mayor número de escuelas preescolares, primarias y secundarias cerca de zonas densamente pobladas.

En la búsqueda de este objetivo, una de las decisiones más visionarias de la División fue la aprobación de una subvención financiera de cinco millones de euros para el desarrollo de instituciones de enseñanza primaria y secundaria para el período de 2018 a 2022.

2. Operar las instituciones educativas como servicio comunitario y esfuerzos de evangelización, teniendo como KPI asegurar que nuestras instituciones educativas existentes sean centros de influencia para sus comunidades. Para ayudar a las instituciones de educación primaria y secundaria a desarrollar su potencial misionero, la División votó apoyar a las escuelas que están luchando para hacer frente a los gastos corrientes, especialmente aquellas que no reciben ningún apoyo financiero del Estado, dándoles un fondo operativo.

3. Abordar la viabilidad de instituciones de formación teológica, teniendo como KPI el uso de recursos humanos y financieros de las instituciones teológicas existentes en la manera más eficiente posible.

Con el fin de fomentar la excelencia profesional en la formación y la práctica ministerial, la Junta de Educación Ministerial y Teológica (JEMT) de la DIE ha definido un plan de estudios apropiado para la educación pastoral y ha esbozado criterios comunes para el empleo en nuestro territorio. Además, la JEMT de la DIE tiene como objetivo ayudar a los estudiantes de teología a comprender mejor su vocación y lo que implica el ministerio pastoral: un mayor nivel de madurez para abordar las cuestiones y los problemas que se relacionan con situaciones de la vida real, así como un enfoque más claro de los aspectos prácticos del ministerio y la forma en que los asuntos teológicas afectan a la misión. A fin de alcanzar este objetivo, los miembros de la JEMT de la DIE han redactado y votado un Contenido del plan de estudios básico para la educación ministerial y teológica de la División Intereuropea, con un énfasis significativamente mayor en los temas relacionados con la teología práctica.

Para satisfacer las demandas de capacitación permanente del personal de las escuelas adventistas, durante el quinquenio actual (2015-2020), hemos organizado cursos de capacitación para directores/rectores, gerentes, recaudadores de fondos, maestros de Biblia, capellanes, cocineros, bibliotecarios, preceptores de los dormitorios y miembros del equipo de la Asociación de Acreditación de Escuelas, Instituciones de Educación Superior y. Universidades Adventistas (AAA). La División también coorganizó otros eventos, como la Convención bienal de Profesores de Teología Europeos (ETTC) con un trabajo mancomunado entre las Divisiones Transeuropea y Euroasiática y diferentes escuelas de teología y, por conducto de sus representantes, se sumó a reuniones que facilitarán el conocimiento temático y el diálogo entre profesores, como las convenciones para profesores en Alemania, Rumania y España.

La creciente demanda de educación primaria y secundaria adventista

A pesar del número relativamente pequeño de escuelas primarias y secundarias en la DIE, las escuelas están mejorando tanto en términos de la calidad de la educación como en la matrícula y se están desarrollando más ideas audaces y visionarias para el futuro. Las limitaciones de espacio en este documento nos permiten solo un ejemplo de cada Unión que tiene escuelas primarias y secundarias:

  • Unión austríaca: Cuando el nuevo edificio de la iglesia de Bogenhofen fue planeado, se reservó espacio suficiente para una escuela primaria, la cual está bajo su actual administración.
  • Unión búlgara: En 2019 se inició el primer proyecto educativo (un preescolar) por iniciativa de un grupo de jóvenes laicos, con el apoyo de la dirección de la Unión.
  • Unión checo-eslovaca: La primera escuela adventista de Praga, que imparte educación primaria y secundaria, acaba de pasar por el primer proceso de acreditación de la AAA. El proyecto fue iniciado audazmente en la capital del tercer país menos religioso del mundo,5 por un hombre de negocios que ofreció a la Iglesia un edificio completamente renovado y debidamente equipado para este fin.
  • Unión franco-belga: En el patio de la conocida Facultad de Teología de Collonges, Francia, funciona actualmente una escuela primaria y secundaria de gran prestigio.
  • Unión alemana del norte: En un territorio muy secular de la antigua República Democrática Alemana, la iglesia de Oranienburg opera una escuela primaria y secundaria. Recientemente la Unión alemana del norte ha invertido dos millones de euros en un nuevo edificio.
  • Unión portuguesa: La escuela primaria de Setúbal ofrece clases para los estudiantes de cuatro grados diferentes utilizando dos aulas que también albergan la escuela sabática de los niños. Sus cultos devocionales diarios se llevan a cabo en el comedor de la iglesia local.
  • Unión rumana: Hace tres años, la escuela Excelsis en Ploiești abrió, con 38 estudiantes, en un espacio que había sido comprado y decorado por la Asociación local. Desde entonces, ha duplicado su matrícula cada año escolar.
  • Unión alemana del sur: La escuela adventista de Rastatt lleva a cabo sus actividades de enseñanza en una antigua escuela pública proporcionada por el ayuntamiento local.
  • Unión española: Debido a la extrema falta de espacio, uno de los colegios adventistas más antiguos de España, Urgell-Barcelona, construyó un gran campo deportivo en el techo de la iglesia local.
  • Unión suiza: La escuela adventista (con grados desde preescolar hasta noveno grado) en Zurich está disfrutando de los resultados de una iniciativa de la Asociación suizo-alemana, que decidió construir una nueva sede que albergaría tres instituciones: la iglesia local, la Asociación, y la escuela adventista.

Actualmente, la iglesia adventista de la DIE dirige 41 escuelas primarias, 31 escuelas secundarias y tres escuelas de formación laboral (escuelas de enfermería). Además, tenemos ocho instituciones de nivel terciario en nuestro territorio (mencionadas por orden de su fundación): la Universidad Adventista de Fredensau, en Friedensau, Alemania (1899); el Instituto Teológico Adventista de la Unión Checo-eslovaca, en Savaza, República Checa (1920); la Universidad Adventista de Francia, en Collonges-sous-Salève, Francia (1921); la Universidad Adventus (anteriormente Instituto Teológico Adventista de Rumania), en Cernica, Rumania (1924); la Universidad Adventista de Italia, en Villa Aurora, Florencia, Italia (1940); el Colegio Adventista de Sagunto, en Sagunto (Valencia), España (1942); el Seminario Teológico de Bulgaria, en Sofia, Bulgaria (1948), cerrado temporalmente; y el Seminario de Bogenhofen, en Bogenhofen, Austria (1949). Cuatro de estas instituciones son fundadoras y beneficiarias del programa internacional de Colegios Adventistas en el Extranjero (ACA por sus siglas en inglés), el cual trae a nuestros colegios estudiantes de todo el mundo que se interesan por las lenguas y las culturas extranjeras (se enseña francés en Collonges, Francia; alemán en Bogenhofen, Austria y en Friedensau, Alemania; italiano en Villa Aurora en Florencia, Italia; y español en Sagunto, España).

Testimonios vivientes

Por su característica de generosidad, Dios frecuentemente provee señales de su bondad y confirma que la educación adventista trae más gente a Cristo6 que otros proyectos misioneros actuales de la iglesia. Hay tantas historias sorprendentes sobre niños y jóvenes de toda la División que han encontrado la salvación en Jesucristo como resultado de asistir a nuestras escuelas, así como profesores que han experimentado lo mismo al enseñar o servir como administradores educativos en ellas. A continuación, se comparten algunos ejemplos de cómo la educación adventista continúa transformando vidas.

Hace 15 años, un hombre de negocios de Praga fue bautizado en la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Pronto descubrió los libros del Espíritu de Profecía y comenzó a leerlos con oración. Así fue como descubrió que los padres adventistas debían enviar a sus hijos a las escuelas adventistas. Sin embargo, como no había ninguna institución cerca a la que pudiera enviar a sus hijos, fue inspirado a iniciar una. Como hombre de negocios, usó sus recursos y procedió a abrir la primera escuela Adventista del Séptimo Día en el tercer país más secular del mundo, la República Checa, donde inesperadamente las escuelas confesionales de iglesias se clasifican más alto que las escuelas estatales o privadas. Actualmente, 159 de los 209 estudiantes de la Escuela Elías no son adventistas. Esto es lo que algunos de los padres de familia dicen sobre sus experiencias:

“Después de dos años de educación en casa, escribí en Facebook que buscaba una escuela inclusiva, que promoviera la aceptación y el enfoque personal. La respuesta que obtuve fue desalentadora: ‘No encontrarás una escuela así en Praga’. Finalmente obtuve la información sobre la Escuela Elías. Dos horas después de llegar ahí, mi hijo me dijo, ‘¡Este  lugar me gusta!’ y,  finalmente estaba de nuevo en el tipo de escuela con la que habíamos soñado por dos años”.

Otra madre de familia compartió su historia. “Mi hija adolescente se estaba divirtiendo en la escuela estatal, pero yo buscaba algo diferente. Le sugerí un desafío de tres meses. Después de dos semanas me dijo que ya no estaba interesada en volver a su escuela anterior”.

Un estudiante también confesó que desde que se matriculó en la Escuela Elías, no ha buscado una excusa para quedarse en casa, como decirles a sus papás que le duele la garganta.

Definitivamente estamos ansiosos por recibir más experiencias emocionantes por parte de la Escuela Elías en Praga en los próximos cinco años.

El director de Maurice Tièche, la escuela adventista de nivel primaria y secundaria en Collonges, Francia, compartió dos casos de inesperadas reacciones recibidas hace unos años. Un conocido arquitecto francés estaba diseñando planes de renovación para la casa de Jacques Chirac, un ex presidente de Francia. Un día, notificó a la familia que se ausentaría del trabajo ya que tenía que viajar a la provincia de Alta Saboya para buscar una escuela para su hija. La hija de Jacques Chirac, Claudia, que escuchó la conversación, preguntó: “¿Qué tipo de escuela hay en esa zona que valga la pena enviar a los hijos para allá?” Cuando el arquitecto respondió: “Maurice Tièche”, la respuesta de Claudia Chirac fue la siguiente: “¡Sí, Maurice Tièce vale la pena!” y luego añadió una lista de otros argumentos a favor de la escuela.

Una experiencia similar involucró a Anne-Aymone Giscard d’Estaing, la esposa de otro expresidente francés, Valéry Giscard d’Estaing. Ella recomendó encarecidamente el internado Maurice Tièche a una familia adventista de París, ya que el nieto del presidente había sido estudiante allí hacía 10 años. La familia adventista siguió su consejo y envió a sus dos hijos a Maurice Tièche para prepararlos para su examen de bachillerato.

Otra experiencia transformadora proviene de Rumania. Tras el largo período de supremacía comunista, la Iglesia Adventista de Rumania entró en un amplio y complejo proceso de desarrollo multilateral. La educación adventista no había sido una prioridad desde el comienzo de la última década del siglo anterior, así que cuando se iniciaron los debates sobre la perspectiva de transformar el seminario teológico de Bucarest en una universidad, los administradores de la Unión se dieron cuenta de que la institución no contaba con suficiente personal cualificado (administradores y profesores) para gestionar eficazmente la transición. Por lo tanto, la Unión Rumana decidió nombrar director de la universidad a un profesor adventista en formación para gestionar las actividades actuales de la institución, mientras que la representación legal y externa se confió al Dr. Ion Toma,6 un maestro no adventista que cumplía con los criterios legales y que actuaría como rector. Con este liderazgo, la universidad siguió mejorando en todos los aspectos y en 2016 recibió la acreditación institucional del gobierno de Rumania por un período legal máximo (cinco años) y con la segunda mejor calificación (“confianza”). Durante más de 10 años de servicio como rector, Toma se comprometió de manera decisiva a mantener el crecimiento de la institución hasta que recibiera su acreditación final. ¿Qué le ofreció la Universidad a cambio? Más que nada, Cérnica fue para Toma el lugar donde descubrió la dimensión espiritual de la vida y donde su corazón empezó a cambiar gradualmente, hasta el punto en que en 2017 se dedicó por completo a la relación con Jesús y se bautizó en la Iglesia Adventista.

A medida que se aproxima un nuevo quinquenio, la educación adventista seguirá siendo una prioridad dentro de la DIE, tanto en lo que respecta a las inversiones financieras como a la valoración de su contribución a la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Las siguientes son algunas de las nuevas iniciativas previstas:

1. Asegurarse de que todas las escuelas adventistas del séptimo día sean elegibles y estén preparadas para el proceso de acreditación de la AAA. Esto ayudará a aumentar la conciencia del público adventista y no adventista sobre el valor de la educación informal (en general) y la educación adventista formal (en particular);

2. Facilitar el acceso de nuestras escuelas a los fondos educativos públicos/de la Unión Europea;

3. Medir el desarrollo de la colaboración entre nuestras escuelas en proyectos Erasmus y Erasmus+7 (tanto para estudiantes como para profesores) y en otras áreas de interés común;

4. Crear una base de datos que contenga las necesidades de las escuelas adventistas en la DIE; y

5. Convocar un congreso quinquenal de profesores de la DIE.

Con el apoyo financiero y misionero continuo y favorable, continuaremos construyendo sobre lo que ya estamos haciendo para que la educación adventista de la DIE continúe siendo una fuerza transformadora en las vidas de los estudiantes, maestros, administradores y padres.

6. Los nombres han sido usados con permiso.

Marius Munteanu

Marius Munteanu, PhD, es director de educación y capellanía de la División Intereuropea de los Adventistas del Séptimo Día en Berna, Suiza.

Citación recomendada:

Marius Munteanu, “Noticias refrescantes del ‘Viejo continente’” Revista de Educación Adventista 82:2 (2020).

NOTAS Y REFERENCIAS

  1. Europe Facts (2015): https://facts.net/europe/.
  2. Ibid.
  3. Laura Tucker, “Ten of the Oldest Universities in the World” (2015): https://www.topuniversities.com/blog/10-oldest-universities-world.
  4. Richard W. Schwarz y Floyd Greenleaf, Light Bearers: A History of the Seventh-day Adventist Church (Nampa, Idaho: Pacific Press, 2000), 141-143.
  5. Oishimaya Sen Nag, "The Least Religious Countries in the World." WorldAtlas (July 11, 2018): worldatlas.com/articles/least-religious-countries-in-the-world.html.
  6. El número total de bautismos en el periodo de 2006-2015 fue de 427,313. Estadística proporcionada por el Departamento de Educación de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Para mayor información, véase John Wesley Taylor V, “Joining and Remaining: A Look at the Data on the Role of Adventist Education,” The Journal of Adventist Education 79:3 (April-June 2017): 39-46. Disponible (en  inglés) en https://jae.adventist.org/en/2017.3.8.
  7. Los programas Erasmus y Erasmus+ (EuRopean Community Action Scheme for the Mobility of University Students) [Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios] ofrecen oportunidades educativas a personas de todas las edades y a organizaciones de países de la Unión Europea (UE). Erasmus ofrece a los estudiantes oportunidades de intercambio académico que les permite estudiar en cualquier colegio o universidad dentro de la UE, y Erasmus+ ofrece un nivel adicional de formación educativa y capacitación vocacional, colocación laboral, oportunidades de voluntariado, movilidad social y desarrollo lingüístico. Para más información, véase Erasmus: https://www.erasmusprogramme.com/post/what-is-the-erasmus-programme; y  Erasmus+: https://ec.europa.eu/programmes/erasmus-plus/about_es.