Mejores Prácticas en el Trabajo | Gary Bradley • Stella Bradley • Jeannie Larrabee

Cómo superar cinco desafíos al enseñar en una clase híbrida

¿Era usted uno, como muchos de nosotros, enseñando y teniendo un buen año escolar hasta mediados de marzo de 2020? De la noche a la mañana, nuestros estudiantes quedaron en cuarentena en sus casas, y tuvimos estudiantes “virtuales”. Los docentes de instituciones educativas públicas y privadas tuvieron que adaptarse rápidamente a la plataforma de Zoom y a otras herramientas y estrategias de enseñanza en línea. Como buenos docentes, los educadores de las instituciones adventistas quieren que sus estudiantes obtengan el éxito académico, por lo que todos nos movilizamos para resolver la situación y trabajamos duro para brindar la mejor educación virtual posible.

A lo largo de esa experiencia, los docentes aguardábamos con ansias el comienzo del año escolar 2020-2021, cuando pudiéramos reunirnos otra vez cara a cara con los estudiantes. Desafortunadamente, pronto nos dimos cuenta de que las cosas serían muy complicadas ese año. Dado que muchas instituciones tuvieron que comenzar el año escolar 2020-2021 en línea, un número de estudiantes necesitó continuar con los estudios en sus casas usando una de las muchas plataformas educativas en línea. La mayoría de nosotros nos hallamos enseñando en un salón de clases híbrido (virtual y presencial). Los desafíos de satisfacer las necesidades de los estudiantes virtuales y de los estudiantes presenciales en el mismo salón de clases pueden ser compilados en cinco áreas. Estas áreas requieren el desarrollo de tecnología, habilidades y estrategias de aprendizaje. En colaboración y apoyo de pares, docentes y administradores de todos los niveles, junto con especialistas en tecnología de la educación, han compartido mutuamente una miríada de consejos rentables sobre tecnología y estrategias de aprendizaje mediante sus publicaciones en blogs y artículos de investigación. Hemos hecho lo mismo, y en este artículo, compartiremos ideas que nos han resultado sumamente útiles al satisfacer los desafíos de enseñar en un salón de clases híbrido.

Desafío No. 1: ¿Cómo pueden los docentes incluir deliberadamente a sus estudiantes virtuales que a menudo tienen problemas para escuchar lo que se dice y ver las presentaciones (como es el caso de PowerPoints y videos) que se están llevando a cabo en un salón de clases híbrido?

Soluciones:

  • Añadir una segunda computadora o iPad y un micrófono con Bluetooth permitirá que sus estudiantes virtuales vean y escuchen sus presentaciones de Zoom con claridad. El micrófono con Bluetooth permite que los estudiantes en línea escuchen su voz allí donde están en el salón de clases. La segunda computadora o iPad permite que sus estudiantes en línea lo vean a usted y vean su presentación, y aun compartan contenidos desde sus propias pantallas (a su discreción). Los estudiantes en el salón de clases y los estudiantes virtuales pueden interactuar de maneras productivas. Los pasos que se requieren para establecer este ambiente son lo suficientemente simples, aun para los docentes que creen tener desafíos con la tecnología. Este video lo llevará paso a paso a lo largo de este proceso, que fue desarrollado por uno de nuestros colegas.1 INGRESE AQUÍ (https://drive.google.com/file/d/11NPcQWqu34hr0-IfESNP4ay-VBMT0EFG/view)
  • Las señas con las manos son una gran manera de que sus estudiantes en la clase y presenciales compartan sus respuestas. Los docentes pueden usar el pulgar levantado para expresar una respuesta afirmativa, y el pulgar para abajo para la negativa. Una extensión divertida es hacer que los estudiantes se pongan de pie para decir “sí” y se sienten para decir “no”. Los estudiantes pueden levantar la mano y mostrar uno, dos, tres o cuatro dedos para responder a las preguntas de elección múltiple que usted les haga (un dedo para “A,” dos dedos para “B”, y así sucesivamente). Usando señales, los docentes pueden ver las respuestas de sus estudiantes virtuales y presenciales, y los estudiantes virtuales y presenciales pueden ver también las respuestas mutuas.
  • Cambiar los trasfondos de Zoom es una manera divertida y activa de reforzar sus contenidos. Considere pedir a sus estudiantes que encuentren fotos2 de la zona geográfica o el período de tiempo que están estudiando. Los estudiantes pueden seleccionar fotografías de las calles, montañas, selvas, castillos o cualquier otra área de contenidos como su fondo de Zoom. Entonces pueden compartir con la clase por qué escogieron ese trasfondo y cómo se aplica a la lección del día. INGRESE AQUÍ para un tutorial sobre trasfondos virtuales de Zoom.3

Desafío No. 2: ¿Qué preparativos adicionales para la lección tienen que realizar los docentes?

Soluciones:

  • Programe horarios diarios o semanales de reunión vía Zoom. Los docentes pueden establecer una clase como una reunión diaria o semanal repetitiva. Zoom crea un enlace web específico para cada clase que los docentes pueden compartir con sus estudiantes en línea. Los estudiantes podrán usar este enlace de Zoom para conectarse a la clase de Zoom desde cualquier dispositivo. INGRESE AQUÍpara el tutorial de Zoom sobre cómo programar las reuniones de clases.4
  • Comuníquese con los padres en relación con cualquier material de laboratorio que los estudiantes puedan necesitar para el día, ya sea por correo electrónico, Google Docs o aun un paquete semanal. La comunicación es especialmente clave para el estudiante virtual. Considere usar un paquete semanal o bolsa de materiales que los padres pueden tomar de la escuela, o que puede ser distribuido o enviado por correo, el cual puede incluir los trabajos evaluados del estudiante, pequeños premios, etiquetas adhesivas, o quizás una nota de ánimo. En el salón de clases híbrido, la comunicación con los estudiantes y padres es clave para tener éxito tanto para los estudiantes en línea como presenciales.
  • Planificar una actividad rompehielos es una gran manera de incluir a todos los estudiantes (ya sea que estén en el salón de clases o “Zooming” desde su casa). Los estudiantes extrañan el tiempo social que tan fácilmente estaba disponible antes de marzo de 2020, por lo que la inclusión de esas actividades dará a los estudiantes una oportunidad de compartir algo personal. Las ideas incluyen preguntas tales como “¿Cuál es tu menú favorito para el desayuno?”, o “¿Cuál es tu actividad favorita que no incluya ninguna pantalla?” Los docentes también pueden planificar días divertidos especiales, como por ejemplo el día del sombrero o calcetín loco, un día para mostrar las mascotas, o el día de vestimenta monocromática. Incorporar un elemento como I Spy5 a la lección también es una manera en que se puede incluir a todos los estudiantes.
  • Coloque preguntas guiadoras en Google Classroom/Google Docs. Para los estudiantes de más edad, Google Docs es una plataforma destacada que permite dar a sus docentes un aporte instantáneo a preguntas orientadoras. Varios estudiantes pueden acceder a un documento de Google al mismo tiempo, de manera que los docentes y los estudiantes pueden ver respuestas de múltiples estudiantes a medida que escriben.
  • Planifique viajes de estudio coordinados por los docentes y búsquedas del tesoro mediante teléfonos celulares. Muchas oportunidades de viajes escolares de estudio o excursiones ahora están cerradas para los grupos estudiantiles, pero otras aún están abiertas a los docentes. Grábese visitando uno de esos lugares y destacando puntos específicos de interés. Considere incluir una lista de ítems en su video que quiere que sus estudiantes identifiquen. A menudo, el personal de apoyo de estos lugares está dispuesto a que usted los grabe respondiendo a las preguntas orientadoras. Aunque no es lo mismo como estar en el lugar, tanto sus estudiantes en línea como los presenciales se beneficiarán de experimentar estos viajes de estudio “virtuales”. Los videos de búsquedas del tesoro dan a los docentes la oportunidad de identificar y analizar ítems importantes en sus videos.

Desafío No. 3: ¿Cómo pueden los docentes ayudar a sus estudiantes a vencer las barreras tecnológicas?

Solución:

  • Los docentes necesitan reconocer que los estudiantes pueden tener limitaciones de ancho de banda en sus hogares. Una manera de solucionar esto es desconectar el video en Zoom pero dejar el audio. Esto reducirá la demanda del ancho de banda mientras que al mismo tiempo permite que el estudiante escuche lo que se está compartiendo en el salón de clases. Si conseguir mayor ancho de banda es una cuestión financiera para el estudiante, considere trabajar con la iglesia o la junta escolar local para hallar financiamiento. Las personas suelen estar dispuestas a ayudar a estudiantes obtener los recursos que necesitan para el aprendizaje en línea.
  • Dado que muchos padres están trabajando desde la casa, y seguramente estudiantes y adultos de la misma familia necesitan una computadora o iPad para ser productivos, la institución pudiera invertir en computadoras alquiladas o prestadas. El conectarse con la familia de la iglesia local y junta escolar podría ayudar a obtener algunas donaciones. Las computadoras Chromebook son muy asequibles y pueden ser una mejor opción que los iPads como dispositivo para la institución, dado que incluyen un teclado.
  • Si pasar a una plataforma de Zoom o Google Classroom es nuevo para estudiantes y padres, considere tomar una sesión de capacitación y práctica fuera de las horas escolares. Hemos hallado que los estudiantes suelen ponerse al día rápidamente; sin embargo, un poco de entrenamiento podría prevenir frustraciones tanto en estudiantes como en los padres.
  • Muchos docentes usan recursos en línea tales como Kahoot, Jeopardy y Quizlet. Los estudiantes presenciales y en línea pueden conectarse con estos programas, responder preguntas y publicar respuestas, todo al mismo tiempo. Tenga en cuenta, sin embargo, que, para participar, los estudiantes que están en sus casas necesitan tener un segundo dispositivo electrónico. Aún necesitarán seguir la clase desde su dispositivo principal. No todas las familias podrán contar con un segundo dispositivo que los estudiantes puedan usar.

Desafío No. 4: ¿Cómo pueden los docentes hacer uso efectivo de los recursos de Zoom?

Soluciones:

  • Cada una de las presentaciones de la clase puede ser un video grabado en Zoom. Grabar las clases vía Zoom posee el beneficio agregado de archivar todas las clases (que usted puede grabar en su Google Classroom). Cuando los estudiantes están en casa enfermos con un resfrío, pierden clases debido a una cita con el dentista, o se ausentan por un viaje de familia, todas las clases son grabadas y cargadas para que puedan acceder a ellas en cualquier momento. Esto evita que el docente tenga que volver a enseñar o volver a dar los temas que los estudiantes ausentes perdieron. INGRESE AQUÍ para un tutorial de Zoom sobre cómo grabar sus presentaciones de Zoom.6
  • Si me hubieran dicho cuando comencé a enseñar que en algún momento del futuro, podría apretar un botón y callar a todos mis estudiantes, no lo habría creído (GB). Sin embargo, en un ambiente virtual de Zoom los docentes cuentan con esta posibilidad, que deberían usar juiciosamente para eliminar los ruidos ambientales y las interrupciones de sus estudiantes en línea. Zoom permite que el docente escoja de entre múltiples funciones quién puede participar activamente en línea en un momento determinado: Los docentes pueden permitir que los estudiantes desactiven el sonido en cualquier momento o, por el contrario, usar la función “levantar la mano” de Zoom para que los reconozcan y se les reestablezcan el sonido para participar. En un salón de clases híbrido, un docente puede tener auriculares en un oído para escuchar al estudiante que está en su casa, lo que significa que el resto de la clase no podrá escuchar la pregunta o el comentario que este haga. Si hay múltiples estudiantes en sus casas, puede resultar útil designar un momento específico de la lección para preguntas y así minimizar el número de estudiantes que hacen preguntas al mismo tiempo mientras se está llevando a cabo la enseñanza. INGRESE AQUÍpara un tutorial de Zoom sobre cómo entrar y salir de la función silencio.7
  • Con gran poder “tecnológico” viene gran responsabilidad. Para evitar distracciones inútiles de los estudiantes en sus casas, usted puede establecer reglas sobre los trasfondos y las funciones de chat de Zoom. A menos que pueda monitorizar la función de chat de Zoom, considere apagarla. Esa función puede realmente ser muy útil, o realmente perjudicial si se la deja sin control. Para evitar que hackers entren a su salón de clases (sí, es posible), haga que los estudiantes a distancia ingresen a una sala de espera (una función de Zoom) hasta que usted les dé permiso de sumarse a su clase. INGRESE AQUÍ para un tutorial de Zoom sobre cómo establecer las salas de espera.8

Desafío No. 5: ¿Cómo pueden los docentes evaluar a los estudiantes en un ambiente híbrido?

Soluciones:

  • Mediante la opción de compartir pantalla de Zoom, los estudiantes pueden mostrar cualquier ventana que tengan en su pantalla. Esto puede incluir un documento, una presentación de PowerPoint, una demostración de STEM o una entrevista de video. Tanto los estudiantes en línea como presenciales pueden usar la plataforma de Zoom para presentar ante toda la clase. INGRESE AQUÍpara un tutorial de Zoom sobre cómo sus estudiantes pueden compartir su pantalla con la clase.9
  • Google Docs es gratuito para todo el que tiene una cuenta de Gmail. Los docentes pueden crear un documento de enlace compartible que puede ser enviado a los alumnos. Los estudiantes, sean virtuales o no, pueden usar un documento compartido de Google como entradas de discusión o boletos de salida. Además, los docentes pueden registrarse en Google Classroom. Esta plataforma permite que los docentes armen “clases” y compartan documentos y videos. También pueden usar el programa para asignar evaluaciones y planillas de tareas, usando calificación automática. La plataforma básica de Google Classroom es gratuita, y tiene actualizaciones disponibles a un costo razonable.
  • Fije un momento (ya sea después de la escuela o durante el receso) para hablar o comunicarse por Zoom con los estudiantes virtuales en forma individual. Esto le dará la oportunidad de hacer preguntas en línea y de evaluar sus respuestas. Durante este tiempo, los estudiantes también pueden compartir con sus documentos, presentaciones y proyectos mientras narran su trabajo. Considere hacer que sus estudiantes en línea trabajen juntos en proyectos y entonces presenten juntos los resultados. Aunque reunirse con sus estudiantes en línea para evaluar su obra demandará un tiempo adicional, además de las evaluaciones que ha llevado a cabo con sus estudiantes presenciales, eso le brindará una perspectiva mucho mayor de cuánto dominan los contenidos sus estudiantes en línea. Aunque los alumnos no lo digan así, apreciarán el tiempo y los aportes extras que le brindan mientras evalúan sus tareas, evaluaciones y proyectos.


Estamos viviendo en tiempos sin precedentes con desafíos que los docentes nunca antes han tenido que enfrentar. Sin embargo, podemos tener confianza en que Dios no olvidará a sus docentes, que están guiando a sus corderos tanto en el crecimiento académico como espiritual. Jesús dice: “He aquí, estoy con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”.10 Más allá de los desafíos, somos llamados a satisfacer las necesidades de los estudiantes. En el libro La educación, se nos dice que “El verdadero educador, teniendo presente lo que pueden llegar a ser sus alumnos, reconocerá el valor del material con el cual trabaja. Sentirá interés personal por cada alumno y tratará de desarrollar todas sus facultades”.11 Afortunadamente, contamos con recursos tecnológicos, nuestros colegas docentes y la confianza en la sabiduría y el poder divinos para hacer frente a esos desafíos en un salón de clases híbrido. Nuestro objetivo, por supuesto, tiene que ser usar las estrategias pedagógicas y herramientas más efectivas tanto para los estudiantes en línea como para los presenciales. Los recursos e ideas compartidos en este artículo añadirán a tu conjunto de herramientas a desarrollar tu salón de clase híbrido.


Este artículo ha sido sometido a una revisión de pares

Gary Bradley

Gary Bradley, PhD, es profesor asociado de educación docente en la Universidad Adventista Southern en Collegedale, Tennessee, Estados Unidos. Como docente certificado en matemáticas y física, Bradley posee una maestría en educación matemática de la Universidad de Western Carolina en Cullowhee, Carolina del Norte, Estados Unidos, y un doctorado en currículo y enseñanza de la Universidad Andrews en Berrien Springs, Míchigan, Estados Unidos. Después de 21 años de enseñanza y administración a nivel primario y secundario, el doctor Bradley pasó a la educación superior. Sus áreas de interés en la investigación incluyen mejores prácticas para la enseñanza, y la incorporación de la matemática y ciencia en el salón de clases, junto con maneras de integral lecciones espirituales a cada asignatura.

Stella Bradley

Stella Bradley, MaEd (Educación en Inglés, Universidad de Western Carolina), enseña inglés en el Colegio Collegedale en Collegedale, Tennessee, Estados Unidos, y es asesora del Anuario. También es profesora adjunta del Departamento de Inglés de la Universidad Adventista Southern.

Jeannie Larrabee

Jeannie Larrabee, MaEd, enseña séptimo grado en la Escuela Cristiana Captain Gilmer en Fletcher, Carolina del Norte, Estados Unidos. Posee un título de grado en educación primaria y una maestría en educación inclusiva de la Universidad Adventista Southern. Sus experiencias docentes van del jardín de infantes a la educación superior, y disfruta de crear lecciones que sean amenas, creativas y relevantes.

Citación recomendada:

Gary Bradley, Stella Bradley, and Jeannie Larrabee, “Cómo superar cinco desafíos al enseñar en una clase híbrida”, Revista de educación adventista 82:3 (Julio-Septiembre 2020): ___.

NOTAS Y REFERENCIAS

  1. Estos pasos para establecer un salón de clases virtual fueron compilados por Obediah Groft, docente de química y ciencia de la Academia Collegedale, y presentados por Stella Bradley.
  2. Provee a los estudiantes consejos sobre cómo usar fotografías, como por ejemplo solo usar fotografías para las cuales tienen permiso o materiales que no estén protegidos por el derecho de autor.
  3. Zoom Tutorial, “Virtual Background” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/21070750....
  4. “Scheduling a Meeting” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/201362413-How-Do-I-Schedule-Meetings-
  5. “I Spy” es un juego popular de adivinanzas que puede ser incorporado al plan de clases. La estrategia lleva a los estudiantes a pensar críticamente y resuelvan problemas al hallar claves ocultas a lo largo de la lección. Por más, véase Gayle Berthiaume, “I Spy Lesson Plan”, Scholastic (2020):  https://www.scholastic.com/teachers/lesson-plans/teaching-content/i-spy-lesson-plan/ y Jean Marzollo, “I Spy Teaching Guide”, (2020): http://jeanmarzollo.com/ISPY/TeachingGuide.html.
  6. “Recording a Zoom Meeting” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/20374185....
  7. “Muting and Unmuting Participants in a Meeting” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/20343553... .
  8. “Waiting Room” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/11500033....
  9. “Sharing Your Screen” (2020): https://support.zoom.us/hc/en-us/articles/20136215....
  10. Mateo 28:20. La World English Bible es de dominio público.
  11. Elena G. White, La educación (Buenos Aires: Asoc. Casa Editora Sudamericana, 1998), 232. Por más sobre este tema, lea el capítulo 26 de este libro titulado “Métodos de enseñanza”.